Posts Tagged ‘internet’

h1

Karma vs Dharma

03/05/2009

En este blog hemos ido analizando diversas normas, ideas, proyectos… de cómo los usuarios deben interactuar en la web 2.o para poder seguir avanzando hacia nuevos horizontes. La idea de comunidad, de usuarios “activos” que no se limitan a ejercer de receptores, sino que son a su vez emisores y transformadores de información aún necesita de diferentes herramientas para consolidarse.

Dentro del mundo forero, esto se intenta regular con lo que se denomina “karma”. ¿Pero qué es el karma?

gor karma

 

El karma es la forma en la que algunos foros permiten identificar a la gente más “valiosa” para la comunidad, permitiendo una cierta retroalimentación de las entradas de cada miembro. 

La democratividad de esta herramienta se basa en que cualquier usuario puede otorgar karma, un voto negativo o positivo a cualquier post. Cada página determinará la ecuación determinante, pero los puntos positivos permiten al usuario subir de rango y ganar prestigio dentro del foro. Un usuario con un buen karma podrá llegar a moderar secciones, administrar los puntos de karma de otros usuarios, y que de alguna forma fomentan el uso de la página enriqueciendo y controlando su contenido.

 

Sin embargo, ¿realmente identifica a los usuarios más valiosos?

Existen personas que saltándose las normas generales que rigen los foros, hacen de su karma su santo grial, logrando de dos formas su objetivo:

Good user

Por un lado, tendríamos al “bondadoso”, que emite votos positivos a discreción, aumentando su karma de forma exponencial y pareciendo el buenazo del grupo que ayuda a los demás.

 

 

Bad user

 

 Por otro lado, estaría el “inquisidor”, aquel que reparte votos negativos cual Torquemada y que forma su sequito de seguidores que lo ven como el usuario estricto que pone orden en todas las discusiones.

 

 

Por todo esto, ¿es esta herramienta una forma de controlar el buen uso de la web 2.0, o se queda en otro blanco fácil para el vandalismo online?

 

Oscar Peña

h1

Si yo soy yo y tú eres… ¿yo?

22/04/2009

Tras ver hace unos días esta noticia, comencé a pensar en cúan fácil es suplantar la identidad de otra persona en las redes sociales.

Si bien antiguamente estos robos/suplantaciones de identidad tenían lugar mayoritariamente en las entidades bancarias online, o bien se relacionaban con personas relevantes en el mundo empresarial o público, últimamente el auge de las redes sociales está incrementando el número de casos: ex-novi@s que buscan dañar a sus ex-parejas, amig@s que acaban de sufrir una discusión, bullying 2.0…

En la mayoría de casos, crear una nueva cuenta no lleva al usuario más de 2-3 minutos, y el control que se lleva sobre la verdadera identidad de la persona tras el teclado suele ser inexistente.

Es conocido por todos que pese a la limitación de edad mínima predominante de 14 años para las redes sociales, muchos usuarios no alcanzan esta edad, teniendo que cambiar un solo dato en el formulario para poder crear su cuenta tranquilamente.

¿Por qué no se va a poder hacer lo mismo con el nombre?

Robo identidad

El hecho es que el robo o suplantación de identidad es un delito penal, y por lo tanto, es perfectamente denunciable a las autoridades pertinentes.

Las víctimas de estos ataques acaban pasando momentos realmente malos, pues no olvidemos que cada día más tareas cotidianas tienen su presencia digital. Y aunque de momento no se llegue a extremos similares a los de The Net y The Net 2.0 , puede que la realidad no tarde mucho en superar a la ficción.

 

Cuidar vuestra imagen 2.o tanto como cuidáis vuestra imagen real.

 

Oscar Peña

h1

EULAs abusivas: La trampa del “Aceptar”

21/04/2009

Es habitual que cuando instalamos una nueva aplicación en nuestro sistema sigamos la regla-no-escrita del: ‘Acepta, acepta, siguiente, si, acepta… Fin’. Pues bien, examinemos que es lo que se esconde tras los ‘Aceptar’ como éste:

EULA

 

Las EULAs/CLUFs (Contrato de Licencia de Usuario Final) tienen una forma curiosa de actuar: al hacer click en ‘Aceptar’, se establece un contrato vinculante entre la empresa fabricante del software y el usuario mediante el cual éste último acepta sin ningún tipo de condición todo lo que en ella se refleja.

 

Pensándolo fríamente, a nadie en su sano juicio se le ocurriría firmar un contrato a ciegas. Sin embargo, instalamos decenas de aplicaciones semanalmente (muchas de ellas de forma desconocida), y son pocos los usuarios que pierden el tiempo en leérselas.

Pero aún hay más. Yo, usuario de principios convencido no estoy de acuerdo con alguna clausula de mi CLUF, pero necesito instalar la aplicación… ERROR, no hay forma alguna de negociarlas. O estoy completamente de acuerdo con mi contrato, o ya puedo olvidarme de instalar la aplicación en cuestión.

 

Existen numerosos ejemplos de EULAs abusivas en internet, pero seguimos haciendo click en ‘Aceptar’ como autómatas.

 

¿Seguís creyendo en la inocencia de los botones? ¿Y en la de sus programadores?

 

PD: Interesante aplicación a medio camino entre la tediosa tarea de examinar las EULAs y la comodidad del ‘Aceptar’ aquí.

 

Oscar Peña

h1

Vandalize me!

21/04/2009

Ya en la época romana se manifestaba el vandalismo… sólo que en aquella época significaba que los vándalos atacaban el Imperio.

No obstante la palabra ha evolucionado hasta nuestros días, no sólo en significado, sino en diversidad de formas mediante las que se realiza este ataque.

 

Estos vándalos siempre han buscado hacerse notar, bien sea de forma anónima o con un clara intención de dar a conocer su identidad.

Sin embargo, con un gran número de paredes pintadas, puertas escritas, cristales rotos, monumentos violados, etc… a lo largo de la historia era previsible que tarde o temprano el fenómeno llegase a la web.

 

Puede que todo comenzase cuando los crackers imitasen las técnicas hacker de infiltración en sistemas informáticos ajenos con el deseo de obtener un beneficio de ello o bien por el mero hecho de dañar la propiedad.

Sin embargo, este lavado de cara de la red de redes conocido como web 2.o parece invitar sobremanera a infiltrarse en ella para vandalizar.

Los atacantes ya no necesitan de unos notorios conocimientos técnicos para entrar en un sistema y modificarlo o dañarlo a gusto personal. Con la aparición de wikis, contenidos de acceso y modificación públicos, redes en las que suplantar una identidad está a 5 clicks de distancia, etc… cualquier persona puede caer en la tentativa de atentar contra… lo que demonios quieran atacar.

 

Y es que no todo ser humano es bueno por naturaleza, y son numerosas las ocasiones en las que una iniciativa común por fomentar el conocimiento, la buena relación entre personas, la investigación de nuevas áreas, y demás menesteres pasa a convertirse en un blanco de fácil alcance para que unos pocos vándalos tiren abajo con las ilusiones de sus miembros.

 

Sin embargo, ¿cual es la solución? ¿Hacemos caso omiso a los derechos de todos los usuarios y cerramos a cal y canto nuestras páginas? 

Te animo a encontrar una respuesta…

 

Oscar Peña

h1

Netiquette

19/04/2009

Netiquette

La Netiquette, es una de esas ‘palabrejas’ que nacen de una necesidad, en este caso en la web 2.0.

Para entenderlo mejor, leamos el siguiente extracto de la Wikipedia:

Netiquette es el conjunto de reglas que regulan el comportamiento general de un usuario en Internet. De la misma manera que existe un protocolo para los encuentros físicos con personas, la así llamada netiquette describe un protocolo que se debe utilizar al hacer “contacto” electrónico. Al igual que en la vida cotidiana, no conocerla no exime de responsabilidades.

Son numerosas las páginas de internet que ofrecen información sobre esta ética 2.0, y ampliar nuestros conocimientos está a tan sólo un buscador de distancia.

No seamos vagos y  si en verdad deseamos que nuestras estancias en la red de redes se desarrollen con la mayor satisfacción posible, perdamos unos minutos en informarnos sobre este asunto y la comunidad en general se verá positivamente afectada por ello. 

 

Oscar Peña